«Atrás

Bazero: Gotas de aceite por litros de agua

¿Qué haces con el aceite que utilizas y reutilizas a diario en la cocina? Si la respuesta es botarlo al lavaplatos, queremos informarte que tenemos una mejor opción que no solo permitirá entender la importancia de cerrar correctamente el ciclo del aceite vegetal usado sino también estarás contribuyendo a nuestro ambiente.

“Gotas de aceite por litros de agua” es una gran iniciativa que consiste en envasar el aceite utilizado en nuestros hogares en botellas plásticas de 3 litros, seguidamente este es recogido por el grupo Bazero quienes son los encargados de transportarlo y entregarlo a un gestor autorizado para que este se devuelva al ciclo y sea convertido en biocombustible. Una iniciativa que nació de observar el incorrecto manejo que se le da al aceite vegetal usado desde las viviendas, afectando la calidad del agua del Humedal Capellanía.

Usuaria de Bazero entregando aceite

El Humedal Capellanía se encuentra ubicado en la localidad de Fontibón, también conocido como el Humedal de Cofradía.

Andrea Castro y Cristian Sierra licenciados en biología, y líderes del grupo Bazero son dos jóvenes apasionados por el ambiente, por el cuidado y la preservación del humedal Capellanía, es por esto que a través de diferentes actividades han creado conciencia no solo en su comunidad sino en diferentes puntos de Bogotá de la importancia de cuidar estos ecosistemas con acciones tan sencillas desde los hogares solo con saber separar los residuos líquidos cuando cocinamos.

El grupo Bazero nació en el año 2015 y otros de sus programas son; “Aprendo viviendo” que consiste en crear un pensamiento crítico propositivo que fomente cambios y buenos hábitos hacia una cultura ambiental a través procesos de educación ambiental y “Actuar en vez de criticar” con procesos comunitarios que pasen de la crítica a la acción, solucionando problemáticas de basura o el mal manejo de excretas de mascotas.

Retos son los que tienen cada vez más Bazero, jóvenes que le apuestan al trabajo en equipo, porque solo de esta manera podemos mejorar y transformar nuestra ciudad, con acciones tan sencillas, pero tan significativas que solo les aportarán resultados positivos a los ecosistemas y al ambiente de Bogotá.