¿Qué es suelo de protección?
 
Según el artículo 146 del Decreto 190 de 2004, el suelo de protección es una categoría de suelo constituido por las zonas y áreas de terrenos localizados en suelo urbano, rural o de expansión, que por sus características geográficas, paisajísticas o ambientales, o por formar parte de las zonas de utilidad pública para la ubicación de infraestructuras para la provisión de servicios públicos domiciliarios o de las áreas de amenazas y riesgo no mitigable para la localización de asentamientos humanos, tiene restringida la posibilidad de urbanizarse. 
 
Corresponden a esta categoría las siguientes áreas:
 
1. Las componentes señaladas como tal, en la Estructura Ecológica Principal, la cual red conformada por las áreas y corredores que sostienen, generan y conducen los procesos ecológicos esenciales a través del territorio urbano y rural, conectando los ecosistemas estratégicos del Distrito y la región y garantizando una provisión segura, equitativa y diversa de los servicios ambientales a la población. Está conformada por: El Sistema de Áreas Protegidas del Distrito Capital, los parques urbanos de escala metropolitana y zonal, los corredores ecológicos y el Área de Manejo Especial del Río Bogotá.
 
2. Las zonas declaradas como de alto riesgo no mitigable.
 
3. Las áreas reservadas para la construcción de las plantas de tratamiento en la desembocadura de los ríos Fucha y Tunjuelo y el correspondiente suelo para el amortiguamiento y la protección ambiental de las mismas. 
 
4. Las 130 hectáreas para la expansión del actual relleno sanitario de Doña Juana
 
Para comprender mucho más la estructura del Suelo de Protección: 
  
Si  con tu familia no quieres huir… en  suelos de  protección no debes construir…
 
Los suelos de protección del Distrito Capital, corresponden aproximadamente al 53% del territorio, y su principal característica es la restricción para ser urbanizados, esto debido a sus condiciones geográficas, ambientales, o por estar  localizados en  zonas de amenaza y riesgo no mitigable. Tu ayuda es muy importante,  sigue estas sencillas recomendaciones; Bogotá te lo agradecerá;  nuestra ciudad es el hogar de todos.  
  • Identifica si tu o tus familiares y amigos se encuentran asentados dentro o cerca de las áreas que son suelo de protección.  Aprende más acerca de ellas, de sus  usos permitidos y ayúdanos a cuidarlo.
  • NO construyas en suelo de protección, su uso no es apto para ello y poco a poco  verás cómo se deteriora el ecosistema e incluso tu vivienda puede verse afectada.
  • NO compres o construyas en suelos declarados de alto riesgo o amenaza, ya sea por  deslizamiento o inundación,  pues perderás  tu dinero  y pondrás en riesgo tu vida y la de tu familia.
  • Informa a las autoridades competentes sobre cualquier acción delictiva que observes en el suelo de protección; de esta forma contribuirás a su cuidado.
 
Mayores informes: Subdirección de Ecosistemas y Ruralidad, tel. 3778914