Un consumo responsable de combustible

Se debe prestar mucha atención a las emisiones GEI generadas por el transporte terrestre y por la gestión de desechos sólidos. Los vehículos en los que normalmente nos transportamos, emiten cerca de 4'831.225 toneladas de CO2, equivalente a algo más del 60% de lo estimado en el módulo de energía y cerca del 36% del total del inventario GEI para Bogotá D.C. año 2008.

Por la eliminación de desechos sólidos o las basuras que normalmente se arrojan al Relleno Sanitario Doña Juana, se generaron 2'933.502 toneladas de CO2 equivalente, lo que representa casi el 22% del total de la ciudad para ese año.

Tal vez las emisiones GEI de la ciudad no sean tan representativas respecto a las de otras ciudades a nivel mundial o incluso a nivel regional, pero esa es justamente una particularidad de este fenómeno de origen principalmente antrópico: que no importa donde se generen tales emisiones, todas van al mismo lugar, a la atmósfera, donde se desarrolla la vida de todos los seres de este planeta y en la que está aumentando la temperatura promedio con sus respectivas consecuencias.