Control al tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre

El trabajo que se adelanta desde el Grupo Fauna Silvestre de la Subdirección de Silvicultura, Flora y Fauna Silvestre, en el contexto de control al tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre, tiene varias facetas. Con respecto a las actuales, se hará la presentación y explicación respectivas.

 

Campaña de prevención

El control al tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre no puede entenderse solamente desde las acciones de tipo policivo; es importante que la ciudadanía, se haga consciente de la problemática del tráfico de fauna y entienda su importante papel como primer obstáculo o estímulo para la tenencia ilegal de especímenes.

La campaña emblemática en este aspecto es la de “En tu casa no se sienten como en su casa”, desarrollada por la entidad desde hace algunos años. En el marco de esta Campaña, se elabora y divulga material alusivo a la no tenencia de la fauna silvestre, se sacan comunicados de prensa hablada, escrita y televisiva y se realizan eventos públicos que concitan el interés de la comunidad.

 

Tráfico

El tráfico ilegal de fauna silvestre se ha reconocido como uno de los negocios ilegales más lucrativos y permanentemente se cita como el tercero a nivel mundial después del de drogas ilícitas y armas; sin embargo, pese se habla mucho de su gran magnitud, no existen cifras que la reflejen de manera exacta.

Las estructuras a nivel internacional se consideran complejas, a la par de cualquier otra red de delincuencia organizada a gran escala. En Colombia, se tienen informes aislados al respecto, aunque no siempre existe acuerdo sobre las estructuras criminales ni su alcance.

Se sostiene que, aunque tan sólo sobreviva un treinta por ciento de los animales, el contrabando, si prospera, resultará exitoso. Ese es el margen de rentabilidad asegurada.

Hay en el mundo más de 13.000 especies conocidas de mamíferos y aves, así como miles de reptiles, anfibios y peces, millones de invertebrados. El comercio internacional no regulado de especies es responsable de una considerable disminución del número de muchas de ellas.

A escala mundial se estima que unos 30.000 primates, de 2 a 5 milllones de aves, 2 a 3 millones de reptiles y entre 500 y 6.000 millones de peces ornamentales se comercian anualmente para atender la demanda de animales vivos para mascotas en hogares, zoológicos y para laboratorios, estimativos que no incluyen los individuos que mueren antes de salir al tráfico internacional.

Los volúmenes de fauna en el tráfico internacional representan movimientos de dinero de alrededor de 10 billones de dólares anuales y se calcula que la mortalidad asociada a esta actividad es alta, se dice que por cada animal vivo que llega a una plaza de mercado de Estados Unidos, 10 fueron tomados en estado silvestre.

Al decir de algunas organizaciones, el comercio ilegal de especies se apoya en el desconocimiento que tiene la mayoría de las personas sobre las especies que está permitido vender y las que no lo están. Haciéndose énfasis en la necesidad de informarse sobre la legislación.

La cadena de tráfico es larga y los consumidores finales, sean éstos demandantes de grandes o pequeños volúmenes, son los elementos determinantes en que el problema continúe, a veces por modas o gustos superfluos.

Por lo general, se cree que el único responsable del comercio ilegal de fauna es el traficante, pero desde los cazadores hasta el público consumidor participan de estos hechos ilícitos por falta de conciencia, de información o de una conducta más solidaria o ética.

 

Resultados de control

Las medidas que adopta la SDA frente a esta problemática en materia de fauna silvestre, pueden derivarse de tres aproximaciones: la restrictiva, la preventiva y la técnica.

En la primera se trata de realizar acciones de control coordinado con autoridades de policía para reducir la actividad comercial en sitios públicos, la tenencia y la movilización ilegal del recurso, todo esto a través de operativos de control, atención de quejas y controles al ingreso a la ciudad.

Las labores de control generan diferentes actuaciones entre las que pueden destacarse las recuperaciones que se hace de especímenes vivos o procesados de la fauna silvestre.

Durante los últimos 4 años, la SDA ha atendido más 472 denuncias por tenencia ilegal de fauna silvestre; ha verificado y realizado más 78 denuncias y operativos de control a la comercialización ilegal de fauna silvestre y ha adelantado más 2.417 procedimientos de incautación de fauna silvestre en las terminales de transporte aéreo y terrestre de Bogotá.

Desde una perspectiva histórica, puede decirse que desde el año 2001 hasta 2011, la SDA ha podido recuperar más de 71.000 especímenes, lo cual ha generado un impacto importante y positivo al reducir en los últimos años la presencia de esta actividad ilegal dentro de nuestra jurisdicción

La segunda, se basa en la concientización que debe hacerse sobre la ciudadanía, en tanto consumidor final de este recurso, para que asuma su rol protagónico desestimulador del tráfico ilegal de fauna silvestre. Esto se pone en práctica a través de la realización de charlas de sensibilización y de la difusión de nuestras campañas de prevención.

En materia de charlas de sensibilización, durante los pasados 4 años, se han realizado más de 514, llegando a más 15.000 personas, especialmente estudiantes de colegios y estamentos de la comunidad directamente relacionados con el manejo o aprovechamiento del recurso. Así mismo, se han adelantado las campañas de “En tu casa no se sienten como en su casa” y “En Semana Santa Reconcíliate con la Naturaleza”, esta última articulada por el Grupo Flora de la Subdirección. Parte de esta labor se ve reflejada en los más de 1.237 Procedimientos de entrega voluntaria que se han efectuado durante estos 4 años.

En cuanto hace a la aproximación técnica, consiste en dar un paso más allá del rol policivo y asumir la responsabilidad de un manejo riguroso de los procesos biológicos que se dan cuando se rescatan animales vivos. Para este fin se tiene el Centro de Recepción y Rehabilitación de Fauna Silvestre.

Vale decir que nada más durante los últimos 4 años, se han debido manejar más de 12.352 animales, entre decomisados, recibidos por entregas voluntarias o rescatados en diferentes circunstancias y han podido liberarse o remitirse a sus lugares de origen más de 3.876.

 

Tenencia

 

Para el tema que nos ocupa, la tenencia de fauna silvestre puede definirse como el confinamiento de un animal silvestre fuera de su hábitat natural en condiciones que lo obligan a depender del ser humano para su alimentación y albergue.

La tenencia de fauna silvestre está prevista en el Código de Policía de Bogotá, como una conducta no adecuada frente a la conservación de nuestros recursos naturales, razón por la cual no se dan permisos de tenencia ni comercialización de animales vivos.

El nivel de conocimiento de la norma y de la problemática se refleja en las poco más de 340 denuncias por tenencia ilegal de fauna silvestre que se han presentado ante la entidad durante los últimos 4 años.

 

 

Bibliografía relacionada:

  • Aguirre, A. 2000. El comercio ilegal de fauna silvestre y técnicas forenses aplicadas. pp. 249-254. En: Nassar-Montoya F. y R. Crane (eds.). Actitudes hacia la fauna en latinoamérica. Humane Society Press, Washington, USA.
  • Baptiste, L.G., R. Polanco, S. Hernández y M.P. Quiceno. 2002. Fauna silvestre de Colombia: Historia económica y social de un proceso de marginalización. pp. 295 – 340. En: A. Ulloa (ed.)
  • Contraloría General de la República, CGR. 2005. Comercio de bienes derivados de la vida silvestre. pp. 111-213. En: Mancera N.J. y O. Reyes (eds).
  • Hemley, G. 1994. Internacional wildlife trade: a CITES sourcebook. Island Press, Washington, D.C. 150 p.
  • Mancera, N. y Reyes, O. 2008. Comercio de Fauna Silvestre en Colombia. Revista Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional Medellín. 61(2): 4618-4645. 2008.
  • Mendivelso D.A y O.L. Montenegro. 2007. Diagnóstico del tráfico ilegal y del manejo postdecomiso de fauna silvestre en nueve Corporaciones Autónomas Regionales de Colombia. Acta biol. Colomb. 12(1): 125-127.
  • Ramírez, J.A. 1996a. ¿Una alternativa posible? Gestión productiva sostenible de fauna silvestre. En: Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales-IEPRI,. Universidad Nacional de Colombia. Análisis Político, No. 29. ; pp.134-137. consulta: noviembre 2008 (Por Mancera y Reyes. 2008).
  • Andrade G. 2005. La lora "Paquita" y el caracol “Pala”: Comercio ilegal de especies. Universidad Nacional de Colombia. U. N. Periódico No. 75.
  • AUPEC. 1997. Fauna silvestre tipo exportación. Agencia Universitaria de Periodismo Científico.
  • Universidad del Valle. Cali, Colombia. En: Ciencia al día, consulta: mayo 2008.
  • Avella, C.M. y F.M. Luque. 1996. Zoocriaderos con participación comunitaria en Colombia: diagnóstico y lineamientos generales para su gestión. Red de Solidaridad Social, Convenio interinstitucional
  • Empresa Colombiana de Petróleos y Ministerio del Medio Ambiente. Bogotá. 56 p. Bakker, J. y M. Valderrama. 1999. Normatividad colombiana en materia de fauna silvestre. Latin America Environmental Society. 95 p.
  • Ballesteros, C.J. y C.A. Rocha. 2001. El tráfico de fauna silvestre en Colombia. pp. 6–23. Proyección Investigativa No. 6-7. Universidad de Córdoba.
  • Rostros culturales de la fauna. Las relaciones entre los humanos y los animales en el contexto colombiano. Instituto Colombiano de Antropología e Historia – ICANH. Bogotá DC. 343 p.
  • Blanco, M.C. 1992. Informe Técnico: Ordenamiento de las pesquerías de los peces ornamentales en los Llanos Orientales. INDERENA-Reg. Llanos Orientales. Villavicencio (Meta). 205 p.
  • Blanco, M.C. 2002.Consideraciones sobre los peces ornamentales de Colombia. pp. 47-54. En: Mojica, J.I, C. Castellanos, J.S. Usma y R. Álvarez (eds.). El libro rojo de los peces dulceacuícolas de Colombia.
  • La Serie de Libros Rojos de Especies Amenazadas de Colombia. ICN-UNC / IIBAVH / MINAMBIENTE /CIColombia. Bogotá.
  • Contraloría General de la República, CGR. 2005. Comercio de bienes derivados de la vida silvestre. pp. 111-213. En: Mancera N.J. y O. Reyes (eds).
  • Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente 2004-2005. Contraloría Delegada para el Medio Ambiente. Informe Anual al Congreso de la República de Colombia. Bogotá. D.C. 255 p.
  • Chaguendo, A.C. 2008. Exportación de mariposas; Consulta: diciembre 2008.
  • Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres-CITES. 1994. Gestión de la cría en cautividad de fauna silvestre en Colombia. Informe preparado para el 31º Comité Permanente–CITES. Ministerio de Medio Ambiente. Bogotá D.C. 45 p.