«Atrás

En Cundinamarca y Tolima fueron reubicados 30 animales silvestres recuperados que no pudieron regresar a su hábitat natural

 

Guacamayas, pueden llegar alcanzar una longitud de 70 cm y tienen el pico más fuerte de todas las aves.

   

Guacamayas, pueden llegar alcanzar una longitud de 70 cm y tienen el pico más fuerte de todas las aves. 

  • La Administración de la alcaldesa Claudia López ha reubicado 51 especímenes de fauna silvestre en espacios controlados y 1.431 han vuelto a sus ecosistemas naturales.  
  • Las especies recibirán mejores condiciones de vida en estos espacios controlados. 
  • Traficar y tener ilegalmente fauna silvestre como mascota genera un daño irreversible en las especies y en los ecosistemas.  
  • Los animales silvestres fueron atendidos y cuidados por profesionales de la Secretaría de Ambiente y del IDPYBA. Durante meses y años trataron de recuperar su instinto salvaje, alterado desde que fueron extraídos de su hábitat natural y posteriormente por el contacto con el humano. Sus condiciones fisiológicas y comportamentales no les permiten regresar a la libertad en su entorno natural.
Bogotá, julio 7 de 2020. La Secretaría de Ambiente realizó la reubicación, en espacios controlados, de 30 animales silvestres que fueron víctimas del tráfico y tenencia ilegal como mascotas. Estos especímenes habían sido rescatados en Bogotá en conjunto con la Policía Ambiental y Ecológica en varios operativos de control y seguimiento en plazas de mercados, terminales aéreas y terrestres, y en diferentes localidades de la ciudad.  
 
Siete guacamayas azules (Ara ararauna), un loro negro (Pionus chalcopterus), un carriquí (Cyanocorax affinis), un búho ocelado (Ciccaba albitarsis), dos turpiales (Icterus icterus), cinco toches (Icterus chrysater), ocho sinsontes (Mimus gilvus), un cacique Lomiamarillo (Cacicus cela), un perico carisucio (Eupsittula pertinax), una tangara rojinegra (Piranga olivácea) y dos micos titis de la especie (Saguinus geoffroyi) fueron los especímenes reubicados en el parque Acuático y de Conservación Piscilago y en el zoológico de Cafam.
 
Estos animales fueron atendidos y cuidados por profesionales de la Secretaría de Ambiente y del Instituto de Protección y Bienestar Animal quienes hicieron el mayor esfuerzo, durante meses y años, para recuperar su instinto salvaje, el cual había sido alterado desde que fueron extraídos de su hábitat natural y posteriormente por el contacto con el humano. 
 
Los animales encontrarán en estos espacios controlados el alimento y bienestar necesario para su sobrevivencia. Sus condiciones fisiológicas y comportamentales no les permiten regresar a la libertad en su entorno natural.  
 
La Administración de la Alcaldesa Claudia López durante este año ha reubicado 51 especímenes de fauna silvestre en espacios controlados, mientras que 1.431 han vuelto a sus ecosistemas naturales.  
 
La autoridad ambiental hace un llamado a las personas para que se abstengan de tener y comercializar cualquier tipo de fauna silvestre. Esta conducta está tipificada como un delito ambiental que puede acarrear multas de hasta 3.700 millones de pesos según lo estable la Ley 1333 de 2009. De igual manera, el Código establece prisión de hasta nueve años por el ilícito aprovechamiento de los recursos naturales. 

Lea también: Recuperados cuatro animales silvestres, dos de ellos llevaban 35 años como mascotas.

La Secretaría de Ambiente invita a todos los ciudadanos a seguir reportando los casos de riesgo o amenaza para los animales silvestres a los teléfonos 3174276828, 3188277733, 3183651787, o 3187125560. Profesionales de la entidad estarán disponibles para atender cualquier incidencia.

Lea también: Plan de Desarrollo protege todas las formas de vida: animales son una prioridad.

Animales fueron reubicados en el parque Acuático y de Conservación Piscilago y en el zoológico de Cafam.
 

Animales fueron reubicados en el parque Acuático y de Conservación Piscilago y en el zoológico de Cafam.