Bogotá Positiva
 
«Atrás

La Semana Santa pinta mal para las tortugas icoteas

 

La Semana Santa pinta mal para las tortugas icoteas
 
Desde el 15 de marzo, la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) y la Policía Ambiental y Ecológica han decomisado 26,53 kilogramos de carne de esta tortuga, además de 422 huevos y 65 cabezas, que iban a ser comercializadas para los días Santos.
 
SDA, marzo 23/2012.- Ya que algunos feligreses no consumen carne roja en la Semana Santa, los traficantes de fauna silvestre ven un negocio para comercializar la carne de tortuga icotea, una especie amenazada que habita en la Costa Atlántica colombiana.
 
Para controlar este "crimen ambiental", la Secretaría Distrital de Ambiente y la Policía Ambiental y Ecológica refuerzan los operativos de control en las terminales terrestres, para evitar que ésta carne blanca sea comercializada ilegalmente.
 
Desde el pasado 15 de marzo, las autoridades han decomisado 26,53 kilogramos de carne de icotea, además de 422 huevos y 65 cabezas. Por ser carne blanca, esta carne es camuflada con la del pescado.
 
Según la Secretaría de Ambiente, los más de 26 kilogramos de carne equivalen a la muerte de más de un centenar de tortugas, que habitan en los departamentos de Bolívar, Magdalena, Sucre y Córdoba.
 
La cantidad de carne de tortuga decomisada este año ya sobrepasó a la del 2011, cuando fue de 22,8 kilogramos.
 
La cifra alarma a la Secretaría de Ambiente, ya que faltan más de dos semanas para la celebración de la Semana Santa, que se realizará desde el 1 hasta el 8 de abril.
 
Los 26,53 kilogramos fueron decomisados en 5 días, siendo el 18 de marzo en el que mayor cantidad de carne se incautó, con 12,8 kilogramos, 26 cabezas y 368 huevos.
 
Las autoridades seguirán realizando los operativos de control en los diferentes buses que llegan a los terminales terrestres del Salitre y Sur.
 
Por su parte, la Secretaría de Ambiente manifestó que por éste tipo de tráfico de fauna silvestre, la ley 1333 establece sanciones de hasta 5.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.
 
"La fauna silvestre debe permanecer en su hábitat natural. El llamado es para que los ciudadanos no compren este tipo de carne para la Semana Santa, ya que ponen en peligro la vida de ésta especie y participan directamente en este crimen ambiental", apuntó Margarita Flórez, Secretaria Distrital de Ambiente.