Bogotá Positiva
 
«Atrás

No regrese con animales silvestres después de Semana Santa

 

No regrese con animales silvestres después de Semana Santa

La Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) y la Fundación Proaves estarán en la Terminal de Transporte del Salitre sensibilizando a los viajeros sobre el daño que les causan a estos animales al sacarlos de su hábitat natural.

SDA, abril 3/2012.- A partir de este miércoles, miles de bogotanos alistan sus maletas y se dirigen hacia las terminales de transporte terrestre para viajar hacia algún sitio de tierra caliente y descansar en la Semana Santa.

Finalizados los 5 días religiosos, muchos ciudadanos regresan con equipaje extra: animales silvestres como loras, pericos, cotorras, micos y tortugas, que son ingeniosamente camuflados en equipajes y cajas de cartón para ingresar a Bogotá y convertirse en una mascota, o ser comercializados ilegalmente en el mercado negro.

Por esta razón, las autoridades ambientales y policivas refuerzan los operativos de control en esta época del año, con el propósito de rescatar estos animales para que sean rehabilitados en el Centro de Recepción de Fauna Silvestre de la SDA y puestos nuevamente en libertad en sus lugares de origen.

En la Semana Santa de 2011, la Secretaría de Ambiente y la Policía Ambiental y Ecológica decomisaron 87 animales silvestres, en su mayoría aves como loras, pericos y cotorras, provenientes de los departamentos de Cesar, Córdoba y Tolima. En 2010 esta cifra fue de 125 individuos.

Para sensibilizar a los viajeros la Secretaría de Ambiente y la Fundación Proaves estarán en la Terminal de Transporte del Salitre desde las 7 de la mañana. Allí, funcionarios entregarán afiches y piezas de la campaña de defensa de la fauna silvestre “En tu casa no se sienten como en su casa”;.

“Hacemos un llamado a todos los viajeros para que disfruten de esta corta temporada de vacaciones, pero de una forma que no atente contra la fauna y flora. Los animales silvestres deben permanecer en su hábitat natural, no encerrados en jaulas y alimentados como si fueran mascotas. La gran mayoría de estos individuos provienen de tierra caliente y templada, por lo cual al llegar a Bogotá el frío y las condiciones de encierro los traumatizan y mueren rápidamente”, aseguró Carmen Rocío González, subdirectora de silvicultura, flora y fauna de la Secretaría de Ambiente.

González recordó que por hacer parte del tercer tráfico más lucrativo a nivel mundial, después del de drogas y armas, el código penal y la ley 1333 de 2009 establecen penas privativas de la libertad y multas de hasta 5 mil salarios mínimos mensuales legales vigentes, contra quienes hagan parte de este delito ambiental.

Icoteas, principales víctimas en Semana Santa

En varios operativos previos a la Semana Santa, la Secretaría de Ambiente y la Policía Ambiental y Ecológica han incautado 35,75 kilogramos de carne de icotea en las terminales de transporte, que iba a ser comercializada en los días Santos.

Esta tortuga de agua dulce que puede alcanzar los 25 centímetros de longitud que sólo habita en la Costa Atlántica colombiana. Fue declarada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como una especie amenazada.

El sacrificio de las icoteas es demasiado cruel. Los cazadores primero las meten vivas en agua caliente para aflojar su carne. Luego las ponen boca arriba para abrirlas a punta de segueta, y así les extraen la poca carne que tienen.

Una icotea adulta, que pesa aproximadamente 1.500 gramos, sólo tiene 20 por ciento de carne en su cuerpo. Los huevos también con comercializados en muchos municipios de la Costa Atlántica, al igual que los de iguana.