«Atrás

Seminario para rehabilitar zonas afectadas por la minería en Bogotá

Se trataron temas como los criterios técnicos para promover esta rehabilitación ambiental, pasivos ambientales y el marco legal de la actividad extractiva. Usaquén, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe, Usme, Tunjuelito y Ciudad Bolívar son las localidades con actividades extractivas, donde se han identificado 108 predios con actividad extractiva activa o finalizada.

SDA, diciembre 6/2012.- La Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) realizó un seminario para promover e implementar las alternativas de recuperación ambiental para las zonas afectadas por la actividad extractiva (minería) en Bogotá.

Se adelantaron tres conferencias sobre el marco legal, los pasivos ambientales, los riesgos que conlleva y los criterios técnicos para promover la rehabilitación ambiental de las áreas donde se desarrolla la actividad extractiva en Bogotá.

En Bogotá, las actividades extractivas se desarrollan en las localidades de Usaquén, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe, Usme, Tunjuelito y Ciudad Bolívar, donde conviven aproximadamente 2.285.000 personas, y donde existen 108 predios con actividad extractiva activa o finalizada.

Las actividad extractiva es uno de las principales causas de deslizamientos en las zonas de ladera. Además, afecta la estructura ecológica principal por la remoción de grandes volúmenes de material de los acuíferos, y por la alteración y ocupación de cauces y zonas de ronda (cuerpos de agua).

“Mediante este Seminario, la Secretaría de Ambiente presentó distintas salidas técnicas para las exigencias derivadas de las medidas de mitigación ambiental del efecto causado por la actividad extractiva en el Distrito Capital”, apuntó Susana Muhamad, Secretaria Distrital de Ambiente.

Finalmente, la funcionaria manifestó que se busca difundir criterios unificados y con base técnica ajustada a la normatividad vigente, para que sean aplicados por los actores que realizan la explotación. “Así se rehabilitan los espacios naturales, devolviendo –al menos en parte- la funcionalidad de dichos espacios al ecosistema y a las funcionalidades del desarrollo urbano”.