«Atrás

Bogotá y su transporte de pasajeros se comprometen con el cuidado del aire

   

  • La máxima autoridad ambiental de Bogotá habilita capacitaciones virtuales para enseñar a los conductores acerca de la ecoconducción y sus beneficios.
  • Los buses, camiones, tractomulas y demás vehículos que utilizan diésel son las fuentes móviles que más emisiones de material particulado aportan al aire de la ciudad. 
  • Las buenas prácticas a la hora de conducir vehículos ayudan a ahorrar entre un 5 % y 12 % de combustible, lo que representa un ahorro para el bolsillo y un alivio para el medio ambiente. 
Bogotá, junio 25 de 2020. Pensando en avanzar en la reducción de las concentraciones de material particulado en Bogotá, como una de las metas del Plan Desarrollo, La Secretaría de Ambiente promueve estrategias de ecoconducción. Esta vez se intensificarán las capacitaciones al sector de transporte público, en especial las del esquema Provisional del SITP. 
 
Ante la suspensión de las restricciones de circulación a los buses del SITP, para permitir el distanciamiento físico al interior del transporte público, la Secretaría de Ambiente diseñó una estrategia de conducción ecológica que permita minimizar el impacto ambiental que pueda generar la circulación de toda la flota del SITP Provisional.  
 
En el enlace http://www.ambientebogota.gov.co/web/sda/sitp-provisional los operadores podrán encontrar toda la información para una conducción ecológica, económica y segura. Promover acciones amigables a la hora de conducir, realizar seguimiento y control permitirá identificar quiénes estarán aplicando estas prácticas que beneficiarán la salud y el ambiente de la ciudad. 
 
Además de disminuir la cantidad de emisiones contaminantes al aire, esta campaña buscará la reducción del ruido y generar un ahorro en el consumo del combustible. En Bogotá circulan aproximadamente 2’400.000 vehículos. De estos, cerca del 47 % son automóviles, el 25 % camperos y camionetas, y cerca del 21 % motocicletas, pero tan solo el 4 % de la flota corresponde vehículos del transporte colectivo de pasajeros y al transporte de carga, que operan prácticamente todos con motor diésel y son responsables de más del 57 % de las emisiones de material particulado de las fuentes móviles. 
 
Países como España, Holanda y Alemania han sido pioneros en programas de formación en conducción eficiente y amigable con el ambiente. Desde Bogotá se ha tenido en cuenta el Manual de Conducción Eficiente de la Comisión Europea, para dar lineamientos y poner en práctica las estrategias de eco conducción.  
 
¿Cómo está Bogotá en materia ambiental y de conducción?
 
Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada ocho muertes en el mundo se debe a la contaminación del aire. El compromiso y corresponsabilidad entre la ciudadanía y la Administración Distrital para reducir las concentraciones atmosféricas y proteger la salud están encaminadas a implementar modelos de eco conducción, movilidad limpia y sostenible.  
 
Cerca del 79 % de las emisiones de material particulado por combustión en la ciudad son generadas por el sector transporte, por eso que la Secretaría de Ambiente busca que el sector apropie modelos de ecoconducción que permitan un descenso en los niveles de contaminación, mejoren los periodos de rutas y rendimiento de los automotores manteniendo un régimen de operación estable.   
 
La ecoconducción o conducción sostenible se enmarca en tres principios fundamentales: el primero, en conocer el funcionamiento del vehículo y su tecnología; segundo, operar adecuadamente y realizar el respectivo mantenimiento al vehículo; y tercero, tener un adecuado comportamiento vial.
 
Beneficios de la conducción eficiente
 
Cuando se pone en práctica la ecoconducción se logran tres tipos de beneficios: 
 
  • Beneficio económico: permite ahorrar entre el 5 % y 12 % en el consumo de combustible dependiendo de la operación de cada vehículo.
  • Beneficio ambiental: Se reducen las emisiones de material particulado al minimizar las aceleraciones y frenadas que ocasionan mayor cantidad de emisión de contaminantes. Además, al reducir el consumo del combustible se reducen también las emisiones de dióxido de carbono CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero.  
  • Beneficio social en seguridad vial: La ecoconducción permite tener mayor consciencia en el conductor, lo que también genera respeto por las normas de tránsito y los demás usuarios de la vía.  
La Administración Distrital invita a todos los ciudadanos a adoptar medidas de ecoconducción y movilidad sostenible que permitan gozar de un ambiente más puro, una ciudad con menos ruido y una disminución de la huella de carbono que estamos dejando en nuestra ciudad.