Con 12 metas del Plan de Desarrollo, Bogotá se compromete en C40 a mejorar calidad del aire y con un futuro más sostenible

   

  • A través de 12 metas incluidas en el Plan Distrital de Desarrollo, la ciudad cumplirá con los objetivos de las declaraciones.
  • La ciudad asume metas ambiciosas para mejorar la calidad del aire en la ciudad, velar por una movilidad más sostenible y mitigar la crisis climática que estamos afrontando. 
  • Bogotá hace parte de la red de 96 ciudades del mundo que fomentan medidas hacia un futuro más saludable y sostenible. 
Bogotá, julio 25 de 2020. En comunicación enviada a Mark Watts, director ejecutivo de C40 Cities Climate Leadership Group, la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de las Secretarías de Ambiente y Movilidad, manifestaron su compromiso con las declaraciones por un Aire limpio y calles libres de combustibles fósiles realizadas por C40, en pro de reducir la contaminación atmosférica y las emisiones de gases de efecto invernadero en las ciudades que hacen parte de esta red.
 
C40 conecta a 96 de las ciudades más grandes del mundo para fomentar medidas climáticas audaces, abriendo el camino hacia un futuro más saludable y sostenible. Recientemente, la Red de Ciudades estableció cinco objetivos que propenden por un aire limpio y calles libres de combustibles fósiles: 
 
  1. Definir y adoptar el Plan de Gestión Integral de la Calidad del Aire de Bogotá 2030, cuyo principal objetivo será dar cumplimiento a las metas nacionales a 2030 acordes con el objetivo intermedio 3 de la Organización Mundial de la Salud.
  2. Implementar políticas de gran impacto por el aire limpio para el año 2025.
  3. Presentar informes públicos sobre los avances en el logro de estos objetivos.
  4. La adquisición de buses con cero emisiones a partir de 2025.
  5. Promover la transición tecnológica del transporte urbano de carga.
  6. Asegurar que algunas zonas de las ciudades sean cero emisiones para 2030.
 
En este sentido, las Secretarías de Ambiente y Movilidad fijaron, dentro del propósito número 2 del Plan Distrital de Desarrollo (PDD), un nuevo contrato social y ambiental para el siglo XXI, 12 metas alineadas con los objetivos establecidos por C40.
 
La autoridad ambiental de Bogotá ha empezado a trabajar en diferentes líneas de acción para llegar a ser una ciudad carbono neutral en 2050, a través de la articulación del Plan de Acción Climática distrital, políticas de planeación urbana y lograr el cumplimiento de las recomendaciones sobre calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud - OMS, a través de la formulación de un nuevo plan de descontaminación del aire: Plan de Gestión integral de Calidad del Aire de Bogotá 2030. 
 
De igual manera se implementarán nuevas políticas que fortalezcan la salud ambiental y que permitan tener una ciudad más amable y sostenible. 
 
"Estamos firmando dos declaratorias en el marco del C40: la primera es para una de las prioridades de la Administración que es el aire limpio, mediante esta carta Bogotá se compromete a establecer todas las medidas necesarias para mejorar su calidad del aire como las que establecimos en nuestro Plan de Desarrollo, donde vamos a reducir las emisiones de material particulado en por lo menos 10 %. Además, firmamos una segunda declaratoria por calles libres de combustibles fósiles, un acuerdo de las Secretarías de Ambiente y Movilidad para que las nuevas adquisiciones de cualquier método de transporte vayan en la transición a que lleguemos a buses libres de combustibles fósiles", aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.
 
La Secretaría de Ambiente tiene como metas: 
  1. Reducir en 10 % la concentración de material particulado PM10 y PM2.5 en los próximos cuatro años mediante la implementación del Plan de Gestión Integral de Calidad de Aire, que está en proceso de formulación y se pondrá en marcha a partir del 2021.
  2. Implementar el Plan de Acción Climática de Bogotá 2020-2050, incluyendo la gestión necesaria para lograr una reducción de por lo menos 15 % en la emisión de gases de efecto invernadero de Bogotá para el año 2024. 
  3. Implementar el Programa Distrital para la Gestión de las Emisiones del Transporte Urbano de Carga para tener un aire más limpio en la ciudad.
  4. Diseñar e implementar un plan de intervención de la zona suroccidental de la ciudad, que defina acciones diferenciadas para la zona con menor calidad del aire. 
  5. Reverdecer la ciudad a través del mantenimiento, la restauración y recuperación de Estructura Ecológica Principal y plantar más de 80.000 árboles para 2024.
  6. Los medios de transporte tienen gran incidencia en la calidad del aire de Bogotá. En un día típico, sin cuarentena, la ciudad recibe alrededor de 14.000 toneladas de CO2 emitidas por los vehículos automotores que usan combustibles fósiles, de ahí la importancia de migrar a medios más limpios. "Nos hemos comprometido con transformar la manera en cómo nos estamos moviendo para proteger la calidad del aire. Vamos a renovar la flota de TransMilenio, construir más cicloinfraestructura y gestionar un sistema de bicicletas públicas, entre otras acciones", afirmó por su parte el secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán.  
 
La Secretaría de Movilidad tiene como metas:
  1. Generar las condiciones para aumentar a 6.500 los vehículos de cero y bajas emisiones en el parque automotor de Bogotá.
  2. Impulsar un esquema de transporte alternativo y ambientalmente sostenible mediante el fomento de la micromovilidad, a través del uso de patinetas y bicicletas eléctricas.
  3. Aumentar en un 50 % los viajes en bicicleta a través de la implementación de la política pública de la bicicleta. 
  4. Construir 280 km de cicloinfraestructura.
  5. Gestionar la implementación de un sistema de bicicletas públicas.
  6. Implementar una estrategia para aumentar la ocupación promedio del vehículo privado en la ciudad.
  7. Ejecutar las obras para la adecuación de 20 km del corredor verde de la Carrera Séptima, donde se privilegia el uso de energías limpias, el espacio público peatonal y formas de movilidad alternativa como la bicicleta.
 
Bogotá, una ciudad comprometida con abordar el cambio climático
 
La ciudad hace parte de la red C40 desde su creación en 2005. Al iniciar el nuevo periodo de Administración de Bogotá en 2020, la alcaldesa Claudia López firmó un Acuerdo de Participación con la organización, reafirmando su compromiso de trabajar por la sostenibilidad de la ciudad, al reducir la contaminación atmosférica y emisiones de gases de efecto invernadero a nivel local, y proteger a sus ciudadanos de los riesgos climáticos. 
 
 
 
Además, la alcaldesa Claudia López fue elegida en marzo de 2020 para formar parte del Comité Directivo de C40, órgano rector que se encarga de la dirección estratégica de la red. La alcaldesa declaró en ese momento: "El cambio climático es una de las cinco prioridades de Bogotá para los próximos cuatro años. Mi Administración está firmemente comprometida no solo a cumplir con sus propios compromisos institucionales tanto en el frente de mitigación como en el de adaptación, sino también en proporcionar estructuras de incentivos efectivos para que el sector privado, la sociedad civil y los individuos se comprometan con los cambios necesarios para superar la crisis climática. Unirse a C40 y participar en su Comité Directivo es una de las principales formas en que buscamos colaborar en el escenario internacional y conectarnos con otros actores que enfrentan desafíos similares". 
 
 
¿Qué es C40? 
 
C40 es el Grupo de Liderazgo Climático de Ciudades, una red de 96 ciudades de todo el mundo, entre esas Bogotá, que están comprometidas en la lucha contra la crisis climática. Su objetivo es liderar acciones enfocadas en la reducción de gases efecto invernadero (GEI) mediante el intercambio de conocimiento, apoyo a programas o proyectos que busquen beneficios locales y globales tanto ambientales como de salud y económicos.