Distrito firma primer Acuerdo de Conservación con un privado en la reserva Thomas van der Hammen

 

 

  • El primer Acuerdo de Conservación se firmó con los propietarios de la Hacienda La Conejera y corresponde a 19,24 hectáreas.
  • “Este es un primer ejemplo de que sí podemos llegar a acuerdos con privados para conservar y proteger la reserva, los predios son en su mayoría privados y queremos compartir este propósito generacional”, dijo la alcaldesa Claudia López.
  • Con la firma de este histórico primer Acuerdo de Conservación, la Administración de la alcaldesa Claudia López hace importantes avances para establecer alianzas con privados que contribuyan al cuidado y mantenimiento de las condiciones naturales del suelo y los servicios ecosistémicos que tiene esta reserva.
  • La meta es implementar acciones y procesos de restauración, adquisición predial, acuerdos de conservación y acompañamiento en la restitución productiva de 100 hectáreas de esta reserva.
Bogotá, 22 de febrero de 2021. (@AmbienteBogota). La alcaldesa Claudia López anunció la firma del primer Acuerdo de Conservación con un privado para consolidar la reserva Thomas van der Hammen. El pacto fue realizado con la sociedad Camelia S.A.S., propietaria del predio Hacienda La Conejera, y tiene como objetivo la conservación de 19,24 hectáreas mediante la implementación de actividades de restauración ecológica.
 

 
“Este es un primer ejemplo de que sí podemos llegar a acuerdos con privados para conservar y proteger la reserva, los predios son en su mayoría privados y queremos compartir este propósito generacional, para que esas 1395 hectáreas lleguen a ser el mayor bosque urbano de Bogota, Colombia y America. Es un ejemplo de que podemos, de que no es un propósito de un gobierno sino de ciudad, de sociedad y de generación”, dijo la alcaldesa.
 
 Agregó que la meta es dejar por lo menos 100 hectáreas de reserva protegidas y conservadas. “Hoy avanzamos con el primer acuerdo de conservación que permite proteger 19.24 hectáreas de las 100 que tenemos como meta”. Para seleccionar las áreas, la Secretaría de Ambiente, entidad encargada de liderar el proceso de diálogo con los propietarios y ejecutar lo pactado, tuvo en cuenta las zonas de importancia hidrogeológica, geológica y geomorfológica, unidades de paisaje, cuerpos de agua, coberturas de la tierra, comunidades vegetales, rutas de fauna, corredores de conectividad ecológica y zonificación ambiental del Plan de Manejo de la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá D.C. Thomas van der Hammen.
 
Por su parte, la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, aseguró que este es un ejemplo para propietarios que buscan una señal clara de lo que va a pasar con la reserva. “Vamos a trabajar con todos los que están en la reserva a partir de una priorización que hace que el compromiso generacional continúe en las épocas que vienen y con la crisis climática”, dijo.
 
 
El sector de la Hacienda La Conejera, donde se alcanza este primer acuerdo, tiene características ecológicas, ambientales y culturales que se deben proteger y conservar para garantizar la conectividad de la reserva con otros elementos de la Estructura Ecológica Principal para, de esta manera, aumentar el hábitat de diferentes especies, prioridad para sus propietarios quienes se mostraron comprometidos con esta iniciativa.
 
“Nos contactaron de la Secretaría de Ambiente para diferentes temas, entre ellos lograr un acuerdo para la restauración de varias zonas de la hacienda. Para mí y nuestra familia ha sido muy positivo, ya que vemos en el Distrito un interés por ayudar a mantener las áreas protegidas y darnos la mano en ese arduo trabajo de proteger el medioambiente. Invito a los propietarios que se encuentren en zonas de protección de la reserva a abrir sus puertas a la Secretaría, escuchar sus propuestas y, en caso de verlas positivas, vincularse con Acuerdos de Conservación”, expresó Juanita Solano, una de las propietarias de la Hacienda La Conejera.
 

 
La Secretaría de Ambiente y los propietarios del predio desarrollarán actividades de restauración ecológica en las zonas de preservación y restauración; también de asistencia técnica para armonizar el desarrollo de la agricultura con la protección del paisaje, mediante buenas prácticas productivas.
 
El Distrito seguirá realizando visitas técnicas y trabajando de la mano con las comunidades y los propietarios para alcanzar nuevos acuerdos que permitan avanzar en la protección, consolidación y conservación de esta reserva, compromiso de la alcaldesa Claudia López y fundamental para mantener la conectividad entre el oriente y el occidente en el borde norte de Bogotá.
 
 
La Secretaría de Ambiente, en cabeza de la secretaria Carolina Urrutia, mantiene los diálogos con las comunidades y el sector privado para proteger y consolidar la reserva, mediante distintas, innovadoras y diferenciadas estrategias de conservación, entre las cuales se encuentran adquisición de predios y reconversión productiva sostenible para mantener la conectividad ecológica. La meta de esta Administración de la alcaldesa, claudia López, es implementar estrategias de conservación en 100 hectáreas de la reserva Thomas van der Hammen.

¿Qué es un Acuerdo de Conservación?

Es un acuerdo voluntario entre dos o más actores que busca preservar, restaurar y realizar usos sostenibles de la biodiversidad, así como generar conocimiento ambiental, garantizando el bienestar de los ciudadanos.
 
Los recursos para ejecutar estas acciones provienen de fuentes financieras del Estado y alianzas con privados. Los proyectos buscan principalmente conservar las condiciones ambientales de los ecosistemas en los que se firman.
Entre algunas características se destaca que:
 
  • Genera y recupera la conectividad entre distintos predios que anteriormente se encontraban aislados por la fragmentación del paisaje.
  • Favorece la recuperación de cuencas hidrográficas, ecosistemas naturales y corredores de movimiento para la fauna.
  • Aumenta el interés de los propietarios por conservar áreas de protección ambiental y mejora el manejo administrativo de los predios.
  • Deja una capacidad instalada en los propietarios para la futura implementación de procesos similares.
  • Facilita la promoción de actividades de conservación en medio del carácter productivo de estas zonas.
  • Despierta el interés en otros propietarios por ser parte de acuerdos de conservación o mecanismos similares, gracias al apoyo que brindan las organizaciones acompañantes.

La reserva Thomas van der Hammen

La Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá D.C. Thomas van der Hammen fue declarada en 2011 para garantizar la conectividad de los Cerros Orientales con el río Bogotá, actuar como barrera ante los procesos de conurbación y ser un pulmón en el borde norte de la ciudad.
 
Esta área es el hábitat y hogar de paso de 11 especies de mamíferos, 23 de mariposas, diferentes aves -entre las que se destacan 24 acuáticas-, y otros animales.
 
Además, en su suelo se albergan cerca de 200 especies vegetales entre las que se encuentran la vegetación de los cuerpos de agua, herbazales y zonas de bosque.
 
Una reserva consolidada asegurará la conexión de pequeños y debilitados parches de coberturas propias del paisaje sabanero y permitirá continuar con la conectividad de la parte oriental del río con los cerros de Cota y Chía, en particular con los ecosistemas del Cerro del Manjui.