Inversión térmica: qué es y cuál es su relación con la calidad del aire

 

  • Las variaciones de temperatura son una de las características para que se presente la inversión térmica en Bogotá. 
  • Movilizarse de manera sostenible, utilizar la bicicleta e implementar prácticas de conducción responsables con el ambiente permitirán tener una mejor calidad del aire.  
Bogotá, 28 de marzo de 2021. (@AmbienteBogota). La inversión térmica es un fenómeno que se presenta cuando la temperatura en las capas superiores de la atmosfera es mayor a la que se registra en la superficie, cuando lo normal es que abajo sea más caliente que arriba. 
 
Por esta razón, bajo condiciones y épocas específicas, en Bogotá se presenta este fenómeno que evita que la contaminación salga, formando la conocida popularmente “nata de contaminación”.
 
Los fenómenos de inversión térmica hacen que el movimiento de los contaminantes se limite y se mantengan al nivel de la superficie. La dirección de los vientos puede generar que el material particulado, que se genera en las ciudades, se concentre en algunas zonas y, así, se evite su dispersión.
 
En Bogotá este fenómeno, que afecta la calidad del aire, usualmente se presenta durante los primeros meses del año, debido al incremento significativo de las temperaturas en el día y las heladas en la madrugada. Los eventos de contaminación atmosférica se agravan cuando, además de este fenómeno, hay transporte local y regional de partículas generadas por incendios forestales o quemas agrícolas o de material vegetal.
 
Dado que las emisiones no se pueden dispersar y se mantienen “encapsuladas” a baja altura, la inversión térmica ocasiona un aumento en la concentración de contaminantes, lo que puede generar afectaciones en la salud humana, al hacer que se incrementen los problemas respiratorios o cardiovasculares, especialmente en la población más sensible como niños, adultos mayores y personas con algún tipo de enfermedad de base.
 
La administración distrital trabaja en varias líneas de acción para mejorar la calidad del aire. Entre estas se destacan la integración de iniciativas de ciencia ciudadana, la renovación del Índice Bogotano de Calidad del Aire y Riesgo en Salud - Iboca, el fortalecimiento del protocolo de manejo de emergencias, la implementación del Plan Aire y de intervención integral en el suroccidente de la ciudad, el programa de reducción de emisiones del transporte de carga y la integración de acciones con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).
 
Bogotá busca convertirse en una ciudad incluyente, moderna y sostenible que utiliza tecnologías limpias e incentiva el uso de medios de transporte alternativos como la bicicleta y vehículos de bajas emisiones.

Lea también: Inversión térmica, fenómeno que puede presentarse en los primeros meses de cada año.

Lea también: 2020, año de avances en la construcción conjunta de un nuevo aire para Bogotá.

La construcción de un nuevo aire para Bogotá es un acto de corresponsabilidad y requiere del compromiso de todos los actores de la sociedad.
 
Acciones para contribuir al mejoramiento de las condiciones atmosféricas de la ciudad:
  1. Utilizar la bici o caminar para ir al trabajo o la universidad. 
  2. Reducir el uso del vehículo particular.
  3. Usar el transporte público, si es necesario realizar largos trayectos.
  4. Si tienes un vehículo, no olvides mantener al día la revisión técnico-mecánica.
  5. Practicar la conducción sostenible. 
  6. Evitar quemas a cielo abierto.
#UnidosPorUnNuevoAire