Bogotá Positiva
 
«Atrás

No se ha demostrado afectación en fauna por obras del parque zonal Juan Amarillo

Humedal Juan Amarillo

  • En recorridos realizados por el Distrito no se han hallado especies afectadas por las obras.
  • Las imágenes que han sido viralizadas por redes sociales no presentan fecha y no fueron remitidas a las autoridades competentes para realizar la correspondiente verificación.
  • Después de varios recorridos por parte de las autoridades ambientales, no se pudo determinar que las especies reportadas correspondan a muertes dentro del humedal.
  • Algunas de las imágenes que han circulado por redes sociales fueron tomadas en años anteriores.
  • El humedal Juan Amarillo no será intervenido en la construcción del parque y no se afectará su hábitat actual ni futuro. El límite de intervención de las obras no llega al humedal, pues está delimitado por la ciclorruta.
  • Al inicio de la temporada migratoria de las tinguas, por agotamiento y desorientación en sus recorridos pueden caer y algunas de ellas perder la vida por razones naturales o depredación por parte de caninos y felinos. En el caso de los curíes, se desplazan en manada y por este comportamiento pueden confundirse con roedores, a lo que la comunidad podría atacarlos.
 
Bogotá, agosto 09 de 2019 (@Bogota). Luego de la supuesta denuncia que por redes sociales y chats se ha venido difundiendo, en donde se muestran algunas especies que habrían muerto por causa de las obras, la Alcaldía de Bogotá ha realizado recorridos por la zona y no ha evidenciado que se haya afectado de alguna manera a la fauna del humedal Juan Amarillo. 
 
“Luego de haber realizado la visita el día de ayer no encontramos ningún cadáver de ningún animal, ni ningún animal en malas condiciones. Sí observamos manadas de curíes, aves y otros mamíferos”, destacó Claudia Yamile Suárez, subdirectora de Silvicultura, Flora y Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente de Bogotá. 
 
Luego de las presuntas denuncias viralizadas, se estableció comunicación con la Empresa de Acueducto de Bogotá para indagar sobre las obras que se adelantan en el humedal Juan Amarillo, quienes indicaron que se hizo recorrido en la obra, como es habitual, y no se tuvo noticia de ningún animal en la visita ni en las entrevistas realizadas al personal que allí trabaja, en relación con incidentes con fauna registrados entre los días 7 y 8 de agosto. Así mismo, el IDRD ha hecho recorridos de monitoreo y no ha evidenciado novedades con la fauna del lugar. 
 
Además, la información que se envió por redes sociales no tiene registro de hora ni fecha, ni fueron puestas en conocimiento al personal de la obra ni a la administración de humedal. Simplemente la información fue viralizada por redes sociales.
 
Del mismo modo, en la mañana de hoy viernes 9 de agosto, se realizó una visita en el frente de obra de IDRD y nuevamente no se encontró fauna afectada. La visita tuvo lugar por el perímetro y dentro de la obra, y la fauna se encontraba en estado normal, alejada de las labores de obra. 
 
Humedal Juan Amarillo
 
Así mismo, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal realizará el acompañamiento a la Secretaría de Ambiente para para verificar si algún animal se encuentra en riesgo o con alguna afectación. 
 
Después de que el grupo de Silvicultura Flora y Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente realizará las visitas a dichos sectores, la autoridad ambiental no pudo determinar que las especies reportadas por redes sociales correspondan a muertes dentro del humedal y que las imágenes que han circulado fueron presentadas en años anteriores.
 
Es de resaltar que, al inicio de la temporada migratoria de las tinguas, por agotamiento y desorientación en sus recorridos pueden caer y algunas de ellas perder la vida por razones netamente naturales o depredación por parte de caninos y felinos. En el caso de los curíes, se desplazan en manada y por este comportamiento pueden confundirse con roedores, a lo que la comunidad podría atacarlos.
 
“Vale la pena aclarar que los reportes son de muertes de tres curíes y dos tinguas. El comportamiento normal de los curíes es andar en manadas, por lo tanto, al ellos alejarse del humedal y salir a la vía pública son sometidos a atropellamiento por parte de vehículos, bicicletas y motos. En otros casos, a la caza ilegal que realiza la misma comunidad. También son confundidos con roedores como ratas o ratones y la misma comunidad atenta contra la vida de ellos”, señaló Claudia Yamile Suárez, subdirectora de Silvicultura, Flora y Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente de Bogotá.
 
Por último, el Distrito hace un llamado a la ciudadanía a que, si evidencian fauna afectada, acudan a las autoridades competentes para adelantar las diligencias que correspondan. “Algo que no nos permitió un seguimiento muy detallado es no contar con los cadáveres de los cinco animales reportados por la comunidad, pues el fin es entregarlos a la entidad para nosotros hacer las necropsias respectivas y poder llegar a las causas que ocasionaron sus muertes”, concluyó la subdirectora.
 
Detalles de la obra que se adelanta para el beneficio de todos
 
El parque zonal Juan Amarillo se encuentra ubicado en la UPZ 72 y cuenta con un terreno de 195.000 metros cuadrados. Este espacio por años fue una zona con muy pocos equipamientos deportivos para la comunidad, no contaba con infraestructura para la recreación. La zona se convirtió en foco de inseguridad y consumo de drogas. 
 
Humedal Juan Amarillo
Actualmente, se desarrolla la obra con un área de intervención 86 mil metros cuadrados, que van desde la carrera 115 hasta la carrera 119. El parque contará con: pista de patinaje, gimnasios de adulto mayor, gimnasios multifuerza, 8.682 m2 de juegos infantiles, 2.8 km de sendero de trote (caucho granulado), 5.7 km de sendero peatonal, pista recreativa de BMX, mesas de ajedrez y ping pong, módulos de baño, vestier y cafetería, 1 cancha de fútbol 11, 2 canchas de fútbol 8, 4 canchas de fútbol 5, 4 canchas de tenis, 10 cancha múltiples y cámaras de vigilancia y seguridad las 24 horas. 
 
Además, el nuevo parque Juan Amarillo tendrá 12,8 hectáreas de grama natural y arborización, y 250 árboles serán plantados, con una inversión de $31.000 millones. La obra beneficiará alrededor de 450.000 mil personas de Engativá y Suba.
 
El humedal Juan Amarillo no será intervenido en la construcción del parque y no se afectará su hábitat actual ni futuro. El límite de intervención de las obras no llega al humedal, ya que están claramente delimitadas por la ciclorruta existente, que se encuentra antes de este cuerpo de agua, se respeta la zona de protección ambiental.