Participación ciudadana en torno a los humedales es fundamental para la conservación y prevención del riesgo

 

  • El complejo de humedales urbanos reconocidos por Ramsar está conformado por 11 ecosistemas. 
  • La participación ciudadana y la gobernanza son elementos claves en la construcción conjunta de una ciudad que pone al medio ambiente como prioridad.
  • Los humedales ayudan a controlar las inundaciones y mejorar la calidad del aire en la ciudad.
Bogotá, D.C. 15 de octubre de 2020. (@Ambientebogota). Bogotá es la única ciudad en Latinoamérica que cuenta con un complejo de humedales urbanos reconocido por Ramsar. Actualmente, en la Secretaría de Ambiente se encuentra en proceso la formulación del Plan de Manejo Ambiental-PMA, lo que le permitirá, de manera participativa, definir los objetivos y estrategias de conservación para su administración y uso sostenible.
 
Justamente, para acercar a la ciudadanía a este proceso, se realizó el conversatorio “¿Qué significa para Bogotá tener un complejo de humedales con certificación Ramsar?”, en compañía de miembros de la academia y la comunidad. En este espacio se resaltó la importancia de los ecosistemas y su aporte en la tarea de reverdecer a la ciudad.  

 
“La certificación Ramsar busca la protección, conservación y uso racional de los humedales a nivel mundial, ya que son amortiguadores esenciales para la biodiversidad y aulas de aprendizaje, y tienen un componente social muy importante. Es un compromiso de país para mantener las condiciones ecológicas”, afirmó la subdirectora de Políticas y Planes Ambientales de la Secretaría de Ambiente, Luisa Moreno. 
 
Además de estas características, estos ecosistemas ayudan a evitar inundaciones, al actuar como esponjas y como reservorios de agua en épocas de sequía.
 
“El fenómeno de La Niña de 2010-2011 causó lamentables pérdidas económicas y humanas. A partir de estas dificultades y estos eventos naturales tan fuertes hemos hecho un esfuerzo por visibilizar los humedales. La designación abre un espacio para pasar de la gestión del riesgo a la prevención. Esta declaratoria es una de las estrategias más efectivas para minimizar el efecto de las inundaciones y las sequías y la incorporación de herramientas de gestión territorial”, aseguró Wilman Reina, profesional de la Secretaría de Ambiente.

Lea también: Humedales de Bogotá: patrimonio ambiental de todos los ciudadanos.

En el proceso de formulación del Plan de Manejo Ambiental del complejo de humedales se han designado diferentes espacios para escuchar a las comunidades. 
 
“Las comunidades son muy importantes y debemos actuar para protegerlos y cuidarlos. Estar en Ramsar hace que tengan la atención necesaria para mantener características ecológicas y el Plan de Manejo Ambiental, que es necesario trabajarlo en conjunto, nos ayuda a seguir con su defensa”, afirmó la líder ambiental Dora Villalobos.
 
Por su parte, Germán Quimbayo, investigador en temas ambientales, afirmó: “No por estar designado significa que ya está protegido. Se debe trabajar para que todos podamos disfrutar de los beneficios de los humedales, y el plan de manejo debe ser participativo. En pandemia y pospandemia necesitamos más espacios al aire libre y reencontrarnos con la naturaleza”. 
 
La Secretaría de Ambiente invita a todos los ciudadanos a seguir participando en la formulación del plan de manejo ambiental a través de las comisiones ambientales locales de cada localidad.