VENTAJAS, BENEFICIOS Y SOSTENIBILIDAD DE UN ETAXI

 

Ventajas de los vehículos eléctricos

Un vehículo totalmente eléctrico a baterías tiene una mayor eficiencia energética que los vehículos de combustión y no genera emisiones directas a la atmósfera. Esta tecnología no genera ruido en su operación, y al tener menos partes en movimiento los costos de mantenimiento se reducen. Además no requiere la utilización de aceites lubricantes (que una vez usados se convierten en residuos peligrosos).


Beneficios con la operación de taxis eléctricos

Por ahora, el mayor beneficio es conocer en condiciones reales el comportamiento de este tipo de vehículos, además de la experiencia en la instalación de la infraestructura de recarga; con esto arrancaría en la ciudad la masificación de la movilidad eléctrica y la disminución del uso de los combustibles fósiles. En el campo ambiental, cuando empiece la sustitución de vehículos de combustión por vehículos eléctricos, se obtendrán beneficios como la mejora en la calidad del aire, ya que estos vehículos no generan emisiones directas; se reducirán las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (causantes del cambio climático); y disminuirán los residuos de aceites lubricantes usados (peligrosos) y las exigencias a los proveedores de tecnología en movilidad eléctrica para responsabilizarse de la retoma, reúso o reciclaje de elementos como las baterías y otros.   


¿Qué tan sostenible es tener un eTaxi?

Las condiciones estudiadas entre la Administración Distrital, las empresas de taxis participantes, el proveedor de electricidad y demás entidades de apoyo, indican que el proyecto es sostenible y permite márgenes de utilidad razonables. Sin embargo no se puede garantizar el derecho a reposición una vez culmine el piloto, ya que el parque automotor de taxis se encuentra “congelado” (en cantidad), y los vehículos autorizados en este proyecto obedecen a un incremento temporal. 


Los “peros” de los vehículos eléctricos

Al igual que toda tecnología nueva y más avanzada, la principal desventaja es el costo inicial, ya que estos vehículos cuestan entre 2 y 3 veces más que uno de combustión. Sin embargo, por ejemplo los eTaxis previstos para la operación piloto tienen un costo que ronda los 86 millones de pesos, en el que ya está incluido el beneficio arancelario; esto quiere decir que se requiere una mayor inversión inicial, pero los costos de operación y mantenimiento son mucho menores que los de un vehículo de combustión en el servicio taxi.