Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

Bogotá ya cuenta con el protocolo para el manejo y control de la langostilla de río

Bogotá ya cuenta con el protocolo para el manejo y control de la langostilla de río

$Titulo_SEO.getData() Bogotá ya cuenta con el protocolo para el manejo y control de la langostilla de río Langostilla

 

Bogotá, 11 de noviembre de 2021. (@AmbienteBogota). La Secretaría de Ambiente, a través de la resolución 3919 de 2021, adoptó el protocolo para el manejo y control poblacional de la langostilla de río (Procambarus clarkii) y la prevención de su propagación en diferentes ecosistemas de la ciudad; además, con este documento se busca mitigar los impactos ambientales y las posibles afectaciones que esta especie puede traer para las personas y otros animales.
 
La langostilla de río o cangrejo rojo (Procambarus clarkii) es un espécimen originario de Norteamérica, puntualmente del sur. Esta especie de decápodo habita ecosistemas de agua dulce, ha sido introducido en varios países del mundo. En Colombia, fue traído inicialmente al Valle del Cauca para el cultivo y aprovechamiento comercial, y desde allí se fueron dispersando estos individuos hasta llegar a Bogotá.
 
Esta especie puede tolerar ambientes con baja calidad del agua, en regiones neotropicales logra reproducirse a lo largo del año y se alimenta de una gran variedad de recursos como plantas acuáticas, fitoplancton, zooplancton, otros artrópodos e incluso individuos de su misma especie. 
 
La Secretaría de Ambiente, a través de la resolución, busca darle un manejo adecuado a esta especie exótica en toda la ciudad y, de esta manera, controlarla dentro del marco de la normatividad ambiental.
 
La langostilla de río, en algunos países, es utilizada para el consumo, sin embargo, esta especie es vector de diferentes hongos y bacterias como Vibrio mimicus (gastroenteritis) y Vibrio parahaemolyticus (ocasiona diarrea acuosa), además, de parásitos como platelmintos, que afectan la salud de mamíferos, incluyendo animales silvestres, domésticos y a los humanos. 
 
Estas características hacen que esta especie pueda colonizar nuevos ecosistemas, al tiempo que genera un riesgo para los animales nativos de los lugares en donde logra establecerse, también ocasionan pérdidas económicas y de los servicios ecosistémicos, lo que ha generado que sea considerada como una especie invasora a nivel mundial. 
 
 
Actualmente, la langostilla de río se encuentra establecida en los municipios de Suesca, Chía y Fúquene y en diferentes elementos de la Estructura Ecológica Principal de la ciudad, en especial en el parque Simón Bolívar, El Tunal y Timiza, y en humedales como Juan Amarillo. 
 
Las personas que se encuentren un animal de esta especie deben evitar su manipulación directa, no arrojarle objetos que puedan lastimarlo, no cogerlo y no suministrarle alimento. 
Para conocer el protocolo para el manejo y control de la langostilla de río los ciudadanos pueden consultar la resolución y el concepto técnico en el siguiente enlace https://drive.google.com/drive/u/0/folders/1L18U0I2Djg7eo-1OLdViVJc0Gzebjl1r
 
La administración distrital hace un llamado especial a los ciudadanos para que se abstengan de extraer, consumir, poseer o comercializar esta especie. En caso de encontrar individuos en estado libre o siendo comercializados, evite su manipulación y comuníquese con la Secretaría a través del correo electrónico fauna@ambientebogota.gov.co o a las líneas telefónicas:
 
  • Unidad móvil de Rescate de Fauna Silvestre: 317 4276828
  • Oficina de Enlace Terminal Sur: 318 7125560 
  • Oficina de Enlace Terminal Salitre: 318 8277733 
  • Oficina Central: 377 8854

Pieza gráfica sobre el protocolo de la langostilla