Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

Búho rayado, imponente ave que habita en los Cerros Orientales y parques de Bogotá

Búho rayado, imponente ave que habita en los Cerros Orientales y parques de Bogotá

$Titulo_SEO.getData() Búho rayado, imponente ave que habita en los Cerros Orientales y parques de Bogotá

Búho rayado

Bogotá, octubre 29 de 2020 (@AmbienteBogotá). El búho rayado es un ave rapaz que pertenece a la especie Asio clamator y la familia Strigidae, conformada por 223 tipos de este tipo de animal nocturno. 

 
Etimológicamente, Asio significa ¿búho¿ en latín, mientras que clamator quiere decir ¿gritón¿. La unión de estas palabras en su nombre hace alusión al canto que parece un alarido. 
 
Este espécimen posee plumas en forma de orejas largas, que sobresalen por encima de la cabeza. Su rostro es blanco y está rodeado por una línea oscura. Tiene las mejillas de color café claro y sus grandes ojos de tonos marrón y canela están bordeados por matices fuertes. Las cejas son cortas, el pico es pequeño y frente, corona y nuca son muy oscuras. 
 
La espalda del búho rayado tiene visos rojizos con manchas y veteados de color café y negro, y su pecho tiene grandes listones pardos. Las plumas de vuelo y cola cuentan con barras pálidas y marrón oscuro y sus garras son negras. 
 
El tamaño de esta ave varía entre los 30 cm y 38 cm, y presenta dimorfismo sexual evidente en el tamaño: las hembras alcanzan un peso de 400 a 556 gramos, mientras que los machos son más pequeños, con pesos de 335 y 485 gramos.
 
Los huevos del Asio clamator son blancos con manchas cafés y son incubados por la hembra durante alrededor de 33 días. Los polluelos recién nacidos de edad se caracterizan por tener plumas claras suaves que cubren la mayor parte de su cuerpo. 
 
Cuando llegan al mes de nacidos, las plumas de los polluelos se tornan de color amarillo ocre en el dorso, mientras que su vientre y disco facial se distinguen por estar incompletos y poco definidos. 
 
El búho rayado tiene hábitos nocturnos e inicia sus actividades al atardecer. Durante el día descansa en matorrales no tan altos y se caracteriza por ser un depredador de aves, mamíferos pequeños y algunos invertebrados. También es importante porque es considerado como un controlador de plagas. 
 
Aunque es una especie de ¿preocupación menor¿ según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Tiene amenazas de accidentes en carreteras, tráfico ilegal, envenenamiento por plaguicidas, pérdida de hábitat y agresiones por percepciones y mitos relacionados con creencias negativas.
 
Este búho tiene un rango de distribución amplio, avacado desde el Sureste de México hasta el norte de Argentina. En Colombia, se encuentra entre los 0 y 2.600 m de altitud. 
 
En Bogotá, ha sido vista en los humedales La Conejera y Córdoba y otras áreas con vegetación nativa como los Cerros Orientales.
 
En caso de encontrarse con un animal silvestre, las personas deben evitar la manipulación directa, no arrojarle objetos que puedan lastimarlo, no suministrarle alimento de manera forzada y no mantenerlo en cautiverio o calidad de mascota. Tampoco agredirlos por falsas creencias o mitos. 
 
La Administración Distrital invita a todos los ciudadanos a seguir cuidando las especies silvestres y reportar los casos de maltrato, comercialización o emergencia a los teléfonos 3174276828, 3188277733, 3183651787 o 3187125560. Los profesionales del grupo de la Secretaría de Ambiente están disponibles para atender cualquier incidencia.