Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

Entidades distritales se capacitan en cálculo de huella de carbono

Panorámica de BogotáBogotá, diciembre 29 de 2015 (SDA). En días anteriores se reunieron en París 195 países en el marco de la COP21, en la que se llegó a un histórico acuerdo universal para mantener la temperatura de la Tierra por debajo de los 2°C. Entre los principales compromisos, quedó un reporte cada cinco años de los avances en reducción de emisiones de GEI, así como aumentar esa cifra de reducción. 
 
Allí se discutió el papel que grandes industrias, países desarrollados o la ciudadanía juegan para mitigar o adaptarse al cambio climático, pero pocas veces se tiene en cuenta la responsabilidad de las entidades gubernamentales y gobiernos locales frente a este problema, que ya está dejando ver sus estragos. 
 
En Bogotá, ciudad reconocida internacionalmente como líder en mitigación al cambio climático, adelanta acciones en este frente, por ello 81 entidades distritales culminaron un proceso de capacitación y formación en cálculo, reporte y gestión de la huella de carbono corporativa para entidades del sector público de la capital, definida como la cantidad de gases de efecto invernadero ¿ GEI generada en el cumplimiento de su labor. Esta labor estuvo a cargo de la Secretaría Distrital de Ambiente, con el apoyo de la Fundación Natura y la Corporación Ambiental Empresarial - CAEM, 
 
Entre los beneficios de esta medición se destaca una mayor responsabilidad ambiental, generar valor agregado en la entidad, redireccionar la implementación de tecnologías que permitan disminuir emisiones, reducir consumos energéticos y así mismo costos ambientales.
 
¿Cómo se calcula la huella de carbono?
 
Este indicador se puede determinar usando diferentes metodologías, sin embargo para este cálculo, las entidades del Distrito se orientaron con el Protocolo GHG (Greenhouse Gas Protocol), que permite delimitar las fuentes de emisiones directas e indirectas, mejorar el reporte de información y proveer datos útiles para definir políticas o planes en relación con el cambio climático y  las metas organizacionales. 
 
Según este enfoque se estableció una línea base, que para este caso es el año 2014 y se definieron pautas para reportar emisiones, reducciones, capturas de gases y establecer emisiones directas e indirectas a través de tres tipos:
 
  • Emisiones directas de la entidad o controladas por la misma. Por ejemplo, emisiones provenientes de la combustión en calderas, hornos, vehículos, etc.
  • Emisiones indirectas producto de la generación de electricidad adquirida y consumida por la entidad.
  • Otras emisiones indirectas y que son consecuencia de las actividades de la entidad, pero ocurren en fuentes que no son propiedad ni están controladas por ésta. 
Como resultado de esta medición, se concluyó que la mayor generación de GEI corresponde a otras emisiones indirectas, con 7.478.038 Tn CO2eq, seguido por emisiones directas de las entidades, con 104.613 Tn CO2eq y finalmente, emisiones indirectas con 61.357 Tn CO2eq, como de electricidad. 
 
Algunas de las estrategias implementadas para mitigar y compensar la huella de carbono de las entidades, son los programas de uso eficiente de la energía, cambio de combustibles usados en vehículos y equipos, incentivo del uso de la bicicleta y otros mecanismos de transporte limpios, siembra de especies vegetales e implementación de techos verdes y jardines verticales, entre otros.