Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

Pico y Placa Solidario y los beneficios ambientales para la ciudad

Pico y Placa Solidario y los beneficios ambientales para la ciudad

$Titulo_SEO.getData() Pico y Placa Solidario y los beneficios ambientales para la ciudad

Bogotá

La estrategia busca que las personas tengan conciencia de los impactos negativos que los vehículos ocasionan al ambiente. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente.

  • El que contamina más paga más y el que emite menos invierte menos dinero en acceder al permiso de circulación. 
  • Según el tipo de combustible que utilice el vehículo, sus características, el avalúo y el municipio de matrícula, los ciudadanos pagarán tarifas diferenciales por el permiso.
  • Con este plan, la Administración Distrital espera que disminuya la cantidad de contaminantes que se emiten a la atmósfera y se promueva la compra de vehículos con tecnologías limpias. 
Bogotá, 3 de septiembre de 2021. (@AmbienteBogota). La estrategia de pagar para no tener Pico y placa en la ciudad cambió y de ahora en adelante, los ciudadanos podrán cancelar para no contar con esta restricción por días, meses o semestres. El valor, dependerá del tipo del combustible, del avalúo del vehículo y de la matrícula, además de algunos beneficios ambientales para la ciudad.
 
Esta estrategia es un mecanismo para que las personas hagan conciencia de los impactos negativos que los vehículos particulares en los que se movilizan le ocasionan al ambiente de la ciudad, además de los efectos en la seguridad vial y la movilidad. 
 
A este nuevo modelo se integra el cobro ambiental, lo que quiere decir que aquellos vehículos que generen mayor contaminación deberán cancelar más para estar exceptuados de la restricción por Pico y placa. Para la cuantificación del valor, la Secretaría de Ambiente tuvo en consideración los datos que se encuentran en la tarjeta de propiedad, tales como el año modelo, tipo de combustible (gasolina, ACPM), y el cilindraje del motor.
 
Los contaminantes, objeto de consideración, fueron óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, hidrocarburos sin quemar, dióxido de carbono y material particulado, especialmente inferior a 2.5 micras, que genera mayor afectación en la salud de las personas. 
 
Con esta iniciativa, el Distrito pretende incentivar mayores beneficios en la movilidad, para aquellos vehículos que generan menor contaminación. Asimismo, la Administración Distrital busca extender este tipo de estrategias a proyectos como el nuevo Programa de Autorregulación Ambiental y el Etiquetado Vehicular Ambiental. 
 
Además, con el Pico y Placa Solidario, el Distrito espera que se reduzca el número de viajes en carro particular al desincentivar la compra de un segundo vehículo en los hogares, o al promover la venta de este segundo carro para usar uno solo. De acuerdo con la Encuesta de Movilidad 2019, los hogares con dos o más vehículos hacen el doble de viajes en carro que aquellos donde hay uno solo.
 
También se espera que disminuya la cantidad de contaminantes que se emiten a la atmosfera al reducir la expansión del parque automotor que circula en la ciudad. A menor cantidad de vehículos, menor será la congestión y la contaminación del aire.
 
Otra de las ventajas es el incentivo a los ciudadanos para que adquieran vehículos con tecnologías limpias, pues los eléctricos e híbridos están exceptuados de la medida de Pico y placa. 
 
Se espera también el incremento en el uso del carro compartido con tres o más ocupantes incluyendo el conductor, que a la fecha ha representado ahorros de alrededor 190.900 desplazamientos en vehículo por semana.
 
Las personas que deseen ampliar información sobre el Pico y Placa Solidario lo pueden hacer ingresando al siguiente enlace.
 
Los medios de transporte tradicionales tienen un efecto considerable en la contaminación atmosférica de la ciudad, por eso, es imprescindible cambiar los hábitos, transformar la manera de movilizarse y buscar alternativas que ayuden a mejorar la calidad del aire. 
 
Es el momento de realizar una transición a una nueva movilidad, con un enfoque sostenible en el que se tenga en cuenta el ambiente de Bogotá.