Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  Botón tic tok

Noticias de ambiente

Atrás

ZUMA, propuesta de POT, una herramienta clave para seguir mejorando la calidad del aire de Bogotá

ZUMA, propuesta de POT, una herramienta clave para seguir mejorando la calidad del aire de Bogotá

$Titulo_SEO.getData() ZUMA, propuesta de POT, una herramienta clave para seguir mejorando la calidad del aire de Bogotá

Panorámica de Bogotá

  • Las Zonas Urbanas por un Mejor Aire (ZUMA) buscarán implementar acciones para reducir las emisiones y concentración de contaminantes en algunos sectores críticos de la ciudad.
  • ZUMA es una de las grandes apuestas que tiene la Administración en la propuesta del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT). 
Bogotá, 26 de noviembre de 2021. (@AmbienteBogota). La Administración Distrital siempre ha identificado y reconocido la contaminación atmosférica como la mayor problemática ambiental de la ciudad y la Secretaría de Ambiente trabaja para mejorar la calidad del aire en beneficio de todos los ciudadanos, especialmente de la población más vulnerable como niños y adultos mayores. 
 
El Plan de Ordenamiento Territorial tiene entre sus propuestas la creación de las Zonas Urbanas por un Mejor Aire (ZUMA), una estrategia que busca mejorar la calidad del aire en áreas con alta contaminación y vulnerabilidad socioeconómica, a través de acciones que disminuyan las emisiones contaminantes y el impacto en salud.
 
"Vamos a tener intervenciones intersectoriales, que nos permitan mejorar la calidad del aire en esas zonas que están más afectadas por las fuentes fijas y móviles. Pero además tenemos una ciudad pensada para la crisis climática, que crea nuevas centralidades para que las personas tengan que cruzar cada vez menos en vehículos de combustibles fósiles y que podamos transportarnos de manera sostenible, mejorando la calidad del aire y la emisión de gases de efecto invernadero de la ciudad", indicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.
 
Las acciones, contempladas para estas zonas, tienen que ver con la recuperación de la malla vial y el espacio público, la restricción de vehículos contaminantes, la promoción de la movilidad activa, revegetalización, gestión de tráfico y estacionamientos, entre otras. 
 
Las entidades que estarían al frente de esta estrategia son las secretarías de Movilidad y Ambiente, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), la Unidad de Mantenimiento vial, el Jardín Botánico, entre otras.
 
Las gestiones y estrategias que contemplan las ZUMA en el POT, en sus fases iniciales, están direccionadas a reducir la congestión vehicular y a mitigar la emisión de contaminantes en aquellas zonas donde se presenta alto tráfico y poca velocidad, sectores de alta generación de emisiones y concentración de material particulado.
 
 
"En estas zonas se concentran acciones de mitigación de emisiones de contaminantes, al mismo tiempo que se busca disminuir la vulnerabilidad de las personas frente a la mala calidad del aire", aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.
 
Precisamente, la Administración de la alcaldesa Claudia López, a través de la Secretaría de Ambiente, está atendiendo la problemática de la calidad del aire de manera integral. Este año, la entidad puso en marcha el Plan Aire 2030, una iniciativa para implementar acciones encaminadas a reducir la concentración de contaminantes. 
 
Esta herramienta involucra al sector público y privado, la academia, colectivos ambientales y ciudadanía en general para que desde sus posiciones generen un cambio de hábitos y colectivamente se construyan las políticas necesarias para darle solución a esta problemática en el corto, mediano y largo plazo. 
 
 
 
 
Así mismo, #UnidosPorUnNuevoAire Pactemos por Bogotá es la estrategia de gobernanza y la hoja de ruta que propone las herramientas necesarias para mejorar la calidad del aire y proteger la salud de los ciudadanos durante los próximos 10 años. Este Plan involucra a todos actores de la sociedad y ya cuenta con más de 100 participantes, entre los que se encuentran empresas, organizaciones sociales y academia; además, más de 1500 personas que se comprometieron con la ciudad.
 
Con esta propuesta de POT, Bogotá seguirá mejorando, reverdeciendo y protegiendo la salud de todos los ciudadanos.