Atrás

Campesinos: guardianes del ambiente, la vida y el territorio

Campesinos: guardianes del ambiente, la vida y el territorio

$Titulo_SEO.getData() Campesinos: guardianes del ambiente, la vida y el territorio

  • 86 familias de la zona rural de Bogotá forman parte del ordenamiento ambiental de fincas. 
  • El 75 % del territorio de Bogotá es rural.
Bogotá, 3 de junio de 2021. (@Ambientebogota). La Secretaría de Ambiente exalta la labor que realizan los campesinos, la cual se convierte en un trabajo fundamental para la preservación de los ecosistemas y todas las formas de vida. 
 
La entidad trabaja en zonas rurales, en conjunto con los campesinos, para implementar en sus territorios buenas prácticas ambientales que permitan la conservación de los recursos naturales. Entre estas se encuentran los invernaderos, las huertas y la utilización de abonos orgánicos o lombricultivos para que contribuyan al cuidado de lo que siembran. 
 
De esta manera, se realiza lo que se denomina ordenamiento ambiental de fincas, el cual se refiere a acuerdos con los productores rurales para la implementación de buenas prácticas ambientales y reconversión tecnológica.
 
En el último año, se han vinculado 86 familias de la ruralidad mediante la creación de huertas para la seguridad alimentaria, aislamiento de áreas de importancia ambiental con cercas vivas e implementación de cultivos agroforestales, enmarcados en la adopción de prácticas amigables con el territorio.  
 
También se ha realizado el seguimiento a 1000 fincas y capacitaciones en la elaboración de abonos orgánicos, manejo de praderas, agroecología y pastoreo rotativo para disminuir el uso de agroquímicos. 
 
El ordenamiento ambiental de fincas es fundamental para:
  • Cuidar el territorio rural y mejorar la calidad de vida.
  • Fortalecer procesos de conservación ambiental.
  • Mitigar la pérdida de hábitat de especies de flora y fauna nativas.
  • Manejar y preservar fuentes hídricas y áreas de interés ambiental de la finca y el territorio.
  • Adoptar prácticas agropecuarias amigables con el ambiente. 
  • Mejorar la soberanía y seguridad alimentaria.
 
En conjunto con diversas entidades del Distrito se avanza en el diseño de un programa de incentivos para la conservación con el fin de asegurar la protección de estas zonas. Sin duda, los campesinos son aliados en la protección y su labor es fundamental para el reverdecer de Bogotá.